Las mejores posiciones para hacer un trío

Las mejores posiciones para hacer un trío

Si una de tus fantasías eróticas es hacer un trío, estás en el sitio adecuado. Se trata de una práctica con la que explorar, divertirte y disfrutar de tu sexualidad al máximo, y a continuación te contamos cómo hacerlo paso a paso. Recientemente, te dimos algunos consejos para hacer un trío, pues toma nota porque hoy vamos a hablarte de las mejores posiciones.

Encontrar los componentes del trío

Antes de empezar, quizás te preguntas, ¿cómo puedo encontrar los otros componentes? Partiendo de la base que hacer un trío puede ser algo premeditado o que surja la ocasión, todo dependerá de tus ganas. Cualquier situación es buena para probarlo, pero lo primero será encontrar a las personas que van a participar en esta práctica. En el caso de que ya tengas pareja sexual, solo necesitarás otra persona, y en caso contrario habrá que empezar de cero.

Encontrar candidatxs a veces puede surgir inesperadamente con alguna amistad con la que nunca te lo habías planteado, también puedes aprovechar el recurso de las aplicaciones de citas, que cada vez más personas utilizan para conocer a gente. Otra opción son los foros o blogs, ya que Internet está lleno de comunidades online para cumplir fantasías, o si no puedes encontrarlos en discotecas o clubs de intercambio, donde encontrarás a parejas que quizás estarán interesadas en hacer un trío.

Las mejores posiciones para hacer un trío

Si después de esta información te has decidido a dar el paso, probablemente te preguntarás ¿por dónde empiezo? Estas son algunas de nuestras posiciones preferidas que te ayudarán a parecer todx unx profesional y a que todo sea más fluido durante su práctica.

El trenecito

Esta es una de las posturas más conocidas en los tríos y es ideal para que empiecen lxs más vergonzosxs, ya que no requiere contacto visual. Se trata de colocaros en fila, una persona detrás de la otra, para poder penetrar cada una a la siguiente. Esta postura es perfecta para ser complementada con un arnés y que la penetración sea increíble.

El perrito premium

Esta postura es una variante de la posición del Kamasutra del perrito. Una persona se colocará a cuatro patas mientras otra que se encuentra detrás realizará la penetración y la novedad es que la tercera persona estará tumbada boca arriba recibiendo sexo oral o estimulación con juguetes eróticos de la persona que está a cuatro patas. Los vibradores pueden ser un buen recurso para estimular a la persona que está debajo.

Doble penetración

Esta postura es perfecta para cuando ya tenéis un poco más de confianza y habéis dejado atrás la vergüenza. Se trata de una postura muy versátil donde una persona está tumbada boca arriba, otra encima sujetándose con las piernas (como en el misionero) y la tercera se coloca de pie detrás de ellas. Es una postura muy versátil, ya que si hay una persona con vagina en el medio, las otras dos personas pueden penetrar anal y vaginalmente al mismo tiempo. Otra opción es que la persona ‘de pie’ alterne la penetración a las otras dos. Sin duda, no os dejará indiferentes.

El 69 + 1

Como su propio nombre indica, se trata de hacer la postura clásica del 69, es decir, Una persona se sitúa encima de la otra, pero a la inversa, de forma que a ambas les coincidan las bocas con los genitales. Sin embargo, en esta ocasión añadiendo una persona detrás que se encargará de penetrar, con o sin arnés, a la persona que esté encima, de manera vaginal o anal. Esta postura es perfecta para ir variando entre sexo oral y estimulación también con juguetes.

Seáis 3 personas con vagina, 2 con vagina y 1 con pene, 2 con pene y 1 con vagina, 3 con pene… Hacer un trío puede ser una experiencia muy liberadora y emocionante. Y seguro que aparte de toda la diversión también acaba siendo muy instructivo. Así que, ya sabes… ¡Deja de ver tríos a través de la pantalla y empieza a hacerlos tú! ¿Te animas?

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.