Consejos para hacer un trío

Hacer un trío es una de las fantasías eróticas más recurrentes sin importar el género o la orientación sexual. Por tanto, no es de extrañar si alguna vez has sentido curiosidad de probarlo, pero no sabes por dónde empezar. Si es así, no te preocupes, a continuación vamos a darte los mejores consejos para hacer un trío.

¿Por qué es tan excitante la idea de hacer un trío?

Hacer un trío está considerado como una práctica sexual en la que participan tres personas, sin importar si tienen vulva o pene. Se trata de una experiencia que puede ser muy enriquecedora y abrir un nuevo mundo de placer, siempre que se esté preparadx.

Si es una de las fantasías más recurrentes no es porque sí. Hacer un trío combina distintos elementos que pueden incrementar el placer: tener sexo con una persona desconocida, cambiar de pareja, disfrutar con dos personas que te atraen simultáneamente… Aunque parezca difícil, conseguir hacer uno es factible y te contamos cómo.

Consejos para hacer un trío

Tanto si aún no te has decidido, como si ya lo tienes claro, es importante seguir las siguientes recomendaciones al hacer un trío. Empezando por establecer unos límites en el grupo. Cada persona es un mundo y hay personas que disfrutan con algunas prácticas mientras que para otras son líneas rojas. Para tener una experiencia satisfactoria, hay que dejar claras las normas de cada unx para que la interacción sea más fácil y agradable.

Por otro lado, la comunicación durante todo el transcurso de la práctica también es fundamental, como en las relaciones sexuales entre dos personas, para saber si está siendo placentero para todos los componentes y saber qué seguir haciendo o qué cambiar.

Hacer un trío con tu pareja

Hacer un trío, siendo uno de los componentes tu pareja, puede aportar incluso una mayor satisfacción, pero también puede ir acompañado de inseguridades y celos. Por eso, es muy importante aclarar todas las cuestiones que pueden llevar al conflicto desde un principio e intentar que ninguna de las partes se sienta desplazada en ningún momento.

Además, sea con tu pareja o no, también se deberían ajustar las expectativas, ya que hacer un trío puede ser muy excitante, pero no siempre al llevarlo a cabo puede igualar o superar a la ficción. Si acaba resultando no ser como te lo imaginabas, no te desanimes, siempre puedes volver a tu fantasía en la imaginación o probarlo de nuevo con más experiencia.

¿Por dónde empezar?

Si ya te has decidido a hacerlo, te recomendamos ir bien preparadx, poniéndote un conjunto atractivo como por ejemplo lencería sexy o algo que te haga sentir irresistible. De esta forma, vas a llegar con la autoestima bien alta al encuentro.

Si el lugar te lo permite, sería ideal tener un ambiente con música, luz tenue o velas para crear una atmósfera que invite a interactuar mientras sube la temperatura. Y como siempre recomendamos, hay que ir de menos a más, ya que de esta forma los primeros nervios se van calmando y poco a poco vais ganando soltura.

Precauciones al hacer un trío

Finalmente, hay que recordar que para practicar sexo seguro, siempre se debe utilizar condón con el fin de evitar contagio de infecciones de transmisión sexual o un embarazo no deseado. En el caso de los tríos, las tres personas deberían utilizarlo, y cambiarlo cada vez que cambian de persona. Si necesitas provisiones de preservativos, te recomendamos visitar nuestros supermercados eróticos XXL.

Por otro lado, si vais a utilizar juguetes sexuales, también procurad que estén muy limpios al principio de cada uno de sus usos y en caso de los dildos utilizad un condón al cambiar de persona.

Sea con tu pareja, amistades o desconocidos, el sexo a tres bandas es una experiencia inolvidable y puede ser muy placentera. Así que ya sabes, es el momento de poner en práctica todos nuestros consejos para hacer un trío. ¿A qué esperas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.