la tortilla francesa

El Kamasutra de Sex Toys Center: La Tortilla Francesa

En el Kamasutra de Sex Toys Center de hoy vamos a hacer un viaje a un país vecino: Francia. Ya sabemos que los franceses son expertos en muchas cosas, como por ejemplo su gastronomía (Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO), que incluye platos como las crêpes o la tortilla francesa. Además, podríamos decir que su idioma es uno de los más sensuales del mundo. Pero es que además, los franceses también son pioneros en el sexo. ¿O es que nunca habéis oído la expresión «hacer un francés»?

La postura que hoy os traemos está nombrada a partir de un plato típico galo: la Tortilla Francesa. Esta postura básicamente consiste en un hombre sentado, apoyado sobre su mano derecha y sus piernas rectas. La mujer, a su vez, se coloca de espaldas a él y a horcajadas (es decir, con las dos piernas separadas), apoyando las rodillas y las manos (con los brazos tensionados) en el suelo.

A partir de aquí, se inicia la penetración. Cualquiera de los dos integrantes puede llevar el ritmo, eso ya va a depender de los gustos de cada pareja. En el caso de que sea ella, debe tener una buena condición física en las piernas, aunque el simple balanceo y los movimientos de cadera y cintura harán que ambos se fundan en un intenso orgasmo.

Si, por el contrario, es él quien decide llevar las riendas de la situación, la cosa se complica: con el brazo derecho apoyado en el suelo (el cual deberá poder aguantar todo su peso) marcará el ritmo de sube y baja de la pelvis al penetrar a la chica. En este caso, él no tendrá la libertad de acariciarle la espalda y los pechos con la misma facilidad que si fuera ella la que dominara.

Sea como sea, la Tortilla Francesa es una postura muy interesante de practicar, ya que la falta de contacto visual pero la cercanía de los cuerpos hacen que sea una posición muy erótica y pasional. Las parejas que quieran practicarla (ya sean heterosexuales u homosexuales) disfrutarán de una gran experiencia al más puro estilo francés. ¿Y por qué no hacerlo aún más excitante con algún aceite o lubricante?

Además, debido a su relativa facilidad, es una postura que se puede practicar tanto en el suelo, como en cualquier otra superficie plana, ya sea un sofá, una cama… o un asiento de un coche, para los más atrevidos 😉

0 3540