Gimnasia sexual post parto

La gimnasia postparto es más útil de lo que crees

Todos sabemos que un embarazo, aparte de los síntomas durante la gestación, también deja tras de sí algunos cambios en el cuerpo de la mujer después del parto. Por ejemplo, una mujer que acabe de tener un hijo probablemente habrá perdido su forma física tras varios meses de reposo, y además los músculos abdominales y los órganos internos deberán recolocarse tras un cambio tan brusco en la anatomía. Por otro lado, los efectos del parto en los músculos vaginales y el perineo también pueden variar según cómo haya sido el alumbramiento, pero en cualquier caso es muy importante volver a tonificarlos mediante gimnasia postparto para no perder la forma y evitar otros problemas como la incontinencia o la disfunción sexual.

Siempre teniendo en cuenta el estado físico en el que se encuentre la madre, y consiguiendo el perfecto equilibrio entre el ejercicio y el descanso, la gimnasia postparto puede resultar muy útil en estos casos. Los ejercicios de Kegel para fortalecer el suelo pélvico, por ejemplo, son muy beneficiosos aun sin haber estado embarazada, pero después de haber forzado los músculos vaginales en el parto realizarlos puede resultar muy positivo para la recuperación.

Además, trabajar la musculatura de las extremidades andando o haciendo ejercicios específicos puede ser bueno para tonificar el abdomen, los brazos y las piernas, y además para reactivar la circulación de la sangre. Probablemente, durante el embarazo habrán aparecido dolores en piernas, espalda y cervicales por el peso del feto, por lo que hacer gimnasia postparto para ejercitar estas zonas puede resultar bueno para aligerar los dolores y ganar una mejor movilidad.

Muchos de estos ejercicios de gimnasia postparto pueden realizarse en la comodidad de casa porque no requieren de un gran equipo ni instalaciones especiales. Sin embargo, es muy importante que se consulte con un médico especialista y que se mire con lupa cada caso, porque lo que es útil y beneficioso para una mujer, puede no serlo para otra.

También hay que tener en cuenta que las primeras semanas después de un parto están cargadas de responsabilidades y emociones, por lo que no hay que obsesionarse con el aspecto físico. Es muy importante sentirse bien con una misma y permitir que familia y amigos te ayuden y estén a tu lado durante todo el proceso. En este sentido, recibir masajes puede ser muy bueno como complemento a la gimnasia postparto.

En la página web de Planeta Mamá recomiendan algunos ejercicios concretos para distintos propósitos (descongestionar intestinos, recuperación física…). Aun así, por Internet hay muchísimos sitios con ejercicios que se pueden realizar, incluso explicados en vídeo. Y para una mayor fiabilidad, siempre es recomendable que lo consultes con un especialista. Solo nos queda decir… ¡Enhorabuena, mamá!

0 396