gigolo de f-machine

Gigolo de F-Machine, la máquina sexual definitiva

Todos hemos querido ser máquinas sexuales en la cama, o al menos estar con alguien que lo sea. Ahora, con Gigolo de F-Machine, tus fantasías se van a cumplir.

Las máquinas sexuales son aparatos normalmente muy sofisticados, que sirven para tener sexo a solas gracias a un motor que imita el movimiento de la penetración y que se controla con un mando a distancia. Así, puedes despreocuparte de controlar el juguete, porque es el propio Gigolo quien hace todo el trabajo.

Hace un tiempo, en el blog os contábamos que las máquinas sexuales como esta, junto a los columpios, son el nuevo bondage. Esta máquina de F-Machine es aún más novedosa, y hoy queremos contarte más sobre ella.

De mayor tamaño que otras máquinas sexuales, Gigolo tiene una fuerza media en comparación con otros modelos de la misma marca. La caja negra incluye el motor y todo el sistema, y la vara redondeada que sobresale es lo que genera el movimiento de mete-saca con el que disfrutar de un coito de lo más robótico.

La varilla del Gigolo, sin embargo, no funciona por sí sola. Es necesario acoplarle un dildo para una correcta estimulación. La propia máquina ya incluye uno en el maletín contenedor, pero este es intercambiable por otros dildos que se puedan adaptar a la entrada del Gigolo, que concretamente es de estilo Vac-U-Lock.

Como decíamos, la ventaja principal de usar este tipo de juguetes sexuales es simular una penetración real sin esforzarse en mover el juguete a mano. Así, mientras disfrutas de las diferentes intensidades del coito y las regulas con el mando a distancia, puedes olvidarte de todo lo demás y centrarte en eso: en disfrutar.

Y es que la F de F-Machine no es la inicial de lo que todos estamos pensando. F es por Fun, diversión en inglés. Porque una vez consigas montar la máquina (cuyas instrucciones vienen incluidas y son de lo más sencillas) podrás pasártelo en grande con todo lo que este juguete puede ofrecerte.

Una vez le hayas cogido el truco, puedes introducirla en tus relaciones de pareja, para conseguir usarla con la otra persona, dando o recibiendo el placer. ¡Las posibilidades son ilimitadas!

Un poco de lubricante, un espacio amplio y seguro, y muchas ganas de tener un orgasmo. Eso es lo único que te hace falta para recibir una masturbación exquisita. Eso, y el Gigolo de F-Machine.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.