nuevo bondage

Columpios y máquinas sexuales, el nuevo bondage

Cuando oímos las palabras “fetichismo” o “BDSM”, lo primero que se nos viene a la cabeza siempre son esposas, látigos, pinchos y otros objetos por el estilo. No te vamos a engañar: efectivamente, hay una gran parte de eso, pero el fetichismo y el nuevo bondage van mucho más allá, e incluyen otro tipo de productos de los que no siempre somos conscientes. Por eso, hoy queremos arrojar un poco de luz sobre dos de ellos: los columpios y las máquinas sexuales.

Los columpios eróticos, también llamados columpios sexuales y columpios del amor, son columpios pensados para practicar sexo en ellos. Uno de los integrantes de la pareja se sube al columpio, que está formado por arneses y correas de los que te debes colgar, y se aprovecha el balanceo del columpio y las diferentes posiciones que se pueden adoptar para tener sexo de manera creativa y en los lugares más insospechados.

Disfrutar de un polvo suspendida en el aire romperá sin duda con la monotonía de la pareja y supondrá una nueva manera de descubrir posturas exóticas de lo más excitantes. Suelen ser muy fáciles de instalar y muy seguros. Sin embargo, han sido hasta la fecha un artículo erótico del mundo del nuevo bondage muy poco utilizado debido a su alto precio, pero esto está cambiando.

La oferta de columpios sexuales con precios asequibles está subiendo, y en Sex Toys Center hemos querido aprovecharlo. Por ejemplo, el columpio Fetish Fantasy Series Door Swing se cuelga del marco de la puerta, para convertir cualquier rincón de la casa en el rincón del amor, es bastante popular en nuestros estantes, así como el Leg&Bum Swing de Easy Toys, que tras ajustar las correas a tu cuerpo te permitirá embarcarte en un balanceo de lo más placentero.

Por otro lado, las máquinas sexuales son otro artículo erótico del mundo del bondage que no son demasiado conocidas pero que pueden ser de lo más excitantes. Normalmente inflables, estas máquinas son básicamente una manera de tener sexo en solitario a través de un mecanismo por el cual la penetración se produce sin ayuda humana. Es decir, un dildo encajado en esta máquina se mueve (ya sea automáticamente o con un control remoto) para simular la penetración real.

Como suelen ser hinchables, es muy fácil transportarlas cuando están deshinchadas y montarlas en cualquier sitio. Se pueden cambiar los vibradores que utiliza, y a través del mando puedes controlar la velocidad y el movimiento de la máquina, por lo que la masturbación será aún más placentera y con menos esfuerzo. Solo hace falta que te sientes o te tumbes encima de la cama hinchable y disfrutes del vaivén que la máquina te proporciona.

Un ejemplo de este tipo de máquinas es la Pipedream Inflatable Love Lounger, que se puede usar a solas o en pareja para la estimulación mecánica más placentera, pero también hay otras máquinas más sencillas y discretas, y que por tanto se pueden llevar mejor. Una de la misma marca, la Pipedream International Portable Sex Machine, que se puede llevar en una pequeña bolsa de mano y tiene lo esencial para disfrutar de una masturbación automática muy cómoda pero igual de gustosa.

Igual pensabas que el nuevo bondage y el fetiche no eran para ti… pero si quieres disfrutar de un sexo acrobático o de la estimulación de una máquina en la cama (literalmente), los columpios o las máquinas sexuales pueden ser lo que andas buscando. ¡Ven a nuestras tiendas y pregúntanos!

1 2789