anilingus

Anilingus: descubre el poder de tu lengua

El anilingus, también conocido como rimjob o beso negro, hace referencia al sexo oral que se practica en el ano. Aunque ha sido una práctica rodeada de tabúes y pudores durante muchos años, lo cierto es que poco a poco –muuuuuy poco a poco- está empezando a normalizarse y disfrutarse plenamente. Por este motivo y para contribuir todavía más a su normalización y uso extendido, vamos a daros algunos trucos y consejitos sobre cómo realizarlo para sacarle el máximo partido.

El ano es una zona erógena llena de terminaciones nerviosas, lo cual hace que sea muy sensible y, por lo tanto, muy placentera. Además, por esa zona pasa el conocido como nervio pudendo, que conecta el ano con otros órganos sexuales, lo cual también explica que sea una zona erógena de gran placer.

Lo primero que debemos tener en cuenta para empezar a experimentar con la estimulación anal es la higiene previa. Es fundamental asegurarnos de limpiar adecuadamente la cavidad anal antes de realizar cualquier práctica sexual. Para ello, podemos usar limpiadores anales tipo pera, los cuales expulsan agua dentro de la cavidad anal y así eliminan posibles elementos que pueden causar infecciones.

Te explicamos cómo usar correctamente los limpiadores anales aquí

Continuando con el tema de la higiene y la prevención de infecciones durante el anilingus, os recomendamos hacer uso de un preservativo como barrera entre vuestra lengua y el ano. Solo tenéis que cortarlo por la mitad y usarlo como una pantalla de látex. Si lo preferís, también podéis comprar directamente las barreras bucales o pantallas de látex en la farmacia. La sexóloga Lara Herrero, nuestra presentadora del programa de Youtube Hablemos De Sexo, nos muestra cómo es este producto en uno de sus Reels.

Sabemos que hay muchas personas que pueden sentir rechazo al pensar en realizar un anilingus debido a la zona del cuerpo de la que se trata. Si pese a haber realizado una correcta higiene previa todavía sientes que no te excita la idea de practicarlo, ¿qué tal si pruebas a añadirle algún sabor? Los lubricantes de sabores pueden ser una solución ideal a este problema. Tanto en Sex Toys Center como en Ohmygoood disponemos de una gran variedad de lubricantes a base de agua con sabores: mango, frutos rojos, fresa, cereza, chocolate, melón, pera… ¡Seguro que consigues encontrar uno que te encante!

Y, ahora sí, un par de consejitos prácticos sobre cómo realizar correctamente el anilingus:

1. ¡Poco a poco!

Acércate poco a poco, no hace falta que vayas directamente al ano. Puedes recorrer lentamente con tu lengua la línea que baja desde el coxis hasta el ano, humedecer la zona con lubricante y extenderlo con la lengua… Incluso un buen truco puede ser jugar con un cubito de hielo para experimentar nuevas sensaciones.

2. Movimientos circulares

Una vez hayas llegado al ano, piensa que no es necesario que introduzcas la lengua a la fuerza por la cavidad anal, simplemente dibuja círculos con tu lengua alrededor y observa la reacción de tu pareja. Puedes hacer círculos, subir y bajar en vertical, jugar con la intensidad… ¡Todo lo que se te ocurra será bienvenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.