porno en pareja

¿Ver o no ver porno en pareja?

Tiempo atrás, ver porno era algo que la gente ocultaba, que uno hacía a escondidas y en solitario. Mayoritariamente, se reservaba para los hombres, dado que se consideraba una práctica ajena a las mujeres o que debían esconder. Sin embargo, hoy en día muchos se preguntan… ¿ver o no ver porno en pareja? Esa es la cuestión.

La tendencia está cambiando y la represión sexual (que también incluía al porno) está desapareciendo en su gran mayoría. Cada vez queda más lejos aquello de avergonzarse por cuestiones como ésta y, poco a poco, se van rompiendo tabúes.

La forma de consumir porno ha cambiado

Poco a poco, estamos viviendo un proceso de transformación, tanto del carácter y la pluralidad de estas películas como los hábitos de sus consumidores. Actualmente, la pornografía es un género de películas como otro cualquiera, enfocado al goce, el erotismo y la sexualidad, y con funciones tan variadas como la primaria excitación sexual o el conocimiento sobre sexualidad.

Además, con la desmitificación del porno también se ha llevado a cabo un cambio en la manera de consumirlo, en gran parte, a causa de la aparición de páginas porno en Internet y la proliferación de contenidos de este tipo en la red.

La renovación de la pornografía

El porno compartido es una tendencia cada vez mayor que empieza a ser parte de la vida sexual en pareja”. Así lo cree Erika Lust, escritora, guionista, directora y productora de cine erótico sueca, afincada en Barcelona. Ella apuesta por una renovación de este género, con material menos convencional, más interesante y estimulante, pensado para todo tipo de públicos.

Considera que en el panorama actual, “se ha abierto el apetito y el interés por buscar algo que hacía tiempo que se necesitaba con urgencia, y que pensábamos que no podía existir: “pornografía inteligente”. Sabemos que esta cineasta erótica opta por realizar películas eróticas con perspectiva de género, ideadas para todos los públicos y justas con sus actores.

Motivos para ver porno en pareja

Cada vez más parejas optan por ver este tipo de películas juntos, para experimentar, desatar la imaginación y disfrutar del sexo sin tabúes. Esto tiene muchas ventajas, entre ellas un aumento de compenetración, aprendizaje conjunto y diversión asegurada. Visto de una manera sana, evitando las comparaciones y el malestar de ver algo que no se quiere, puede ser una experiencia muy enriquecedora para ambos.

Tener el ánimo de aprender o tratar de encontrar nuestro subgénero preferido son algunas de las recomendaciones a la hora de ver porno. Nosotros, por nuestra parte, os ofrecemos una gran variedad de películas eróticas en DVD en nuestras tiendas para que podáis experimentar y descubrir más sobre el mundo del porno. ¿A qué esperas para probarlo?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.