juguetes íntimos

Cómo usar tus juguetes íntimos de forma diferente

Los juguetes íntimos suponen una innovación en el mundo de la sexualidad, porque nos permiten expandir horizontes e ir más allá del sexo convencional con nuestra pareja. Con ellos, podemos añadir un toque picante y excitante a nuestras relaciones sexuales, experimentar nuevas sensaciones tanto a solas como en pareja. Desde vibradores, anillos eróticos y estimuladores hasta lubricantes, fundas para pene y bombas erectoras, las posibilidades de innovar en la cama son infinitas.

Sin embargo, una vez estos juguetes ya están plenamente introducidos en nuestras relaciones sexuales, podemos caer en el error de repetir patrones y volver a la monotonía del sexo sin sorpresas. Por eso, hoy queremos darte algunos consejos sobre cómo usar tus juguetes íntimos de forma diferente.

¿Cómo usar los juguetes íntimos de forma diferente?

Empieza despacio

Si en el sexo sin juguetes los preliminares son importantes, con los juguetes también. Ir jugando con la vibración a modo de teaser, rodear las zonas erógenas con los juguetes sin tocarlas… lo que haga falta para caldear el ambiente. Después, solo hay que ir subiendo la velocidad y la intensidad para acrecentar todo un cúmulo de sensaciones de lo más placenteras.

Cede el control

Muchos juguetes, como los huevos eróticos y algunos vibradores, disponen de un mando a distancia para controlar las vibraciones. Una manera fantástica de sorprenderse en la cama es darle el mando a tu pareja y dejarle todo el poder de tus orgasmos. Podrá tener el control de los modos de vibración, la intensidad, la velocidad… todos los elementos para que disfrutes del sexo más misterioso.

Usa productos a distancia

Las nuevas tecnologías permiten múltiples posibilidades en lo que a juguetes sexuales se refiere. Muchos de estos juguetes llegan mucho más lejos con los controles remotos, y permiten un control a través de Wi-fi o Bluetooth. ¿Te imaginas poder controlar los juguetes íntimos de tu pareja desde la distancia? El morbo no entiende de kilómetros…

Experimenta cosas nuevas

Si bien es cierto que cada juguete tiene su función, a veces salirse un poco de la norma no va nada mal. ¿Y si usamos un vibrador para hacer vibrar las mejillas durante una felación para multiplicar el placer? ¿Por qué no recorréis vuestros cuerpos con los juguetes? Puede que acariciar distintas partes del cuerpo de tu pareja con un vibrador os ayude a descubrir nuevos núcleos de placer, nuevas zonas erógenas que explorar en vuestras relaciones sexuales. La creatividad no tiene límites, así que solo hay que echarle imaginación.

Sea como sea, los juguetes íntimos pueden usarse de más de una manera. Explora las posibilidades, y sácales el máximo partido para disfrutar de tu sexualidad sin límites.

0 1395