Trucos para mejorar el Sexting

Trucos para mejorar el Sexting

Por si no lo sabías, el Sexting es el envío o recepción de mensajes o imágenes sexualmente explícitas entre uno mismo y alguien que puede o no conocer. A priori, enviar mensajes eróticos casuales no parece tan difícil, pero al probarlo te das cuenta de que puede ser todo un arte. Por este motivo, te queremos ayudar con algunos trucos para mejorar el Sexting.

Tanto si estás en pareja desde hace mucho tiempo como si apenas conoces a la otra persona o estáis empezando algo, los mensajes traviesos son una gran forma de encender la llama de la pasión. Sin embargo, también hay algunas cosas a tener en cuenta para que este juego no se te gire en contra.

Iniciar el Sexting

Iniciar el Sexting por primera vez, incluso cuando ya os conocéis, puede ser un gran desafío. A veces puede surgir de forma espontánea, pero otras veces puede haber uno de los dos interesados en practicarlo y la otra persona no. En ese caso es muy importante respetar la decisión de la otra persona y no insistir. El respeto es lo más importante, y además puede ser contraproducente para vuestra relación.

Si la otra persona quiere participar en el juego, es cuando empieza la parte más complicada pero divertida. Hay que intentar ser sexy y sugerente, pero a la vez no crear situaciones incómodas por ir más rápido de la cuenta. El Sexting es un arte que requiere tiempo.

El mejor consejo para empezar es con algo simple y sutil, preguntando lo que hace la otra persona o dejando claro que estás en una situación que te permite “hablar” con privacidad. De esta forma, muestras que estás disponible pero sin mandar un mensaje con tono claramente sexual. Una vez enviado, podrás medir el interés de la otra persona según su respuesta y seguir a partir de ahí.

Consejos para el Sexting

Otro de los trucos para mejorar el Sexting, es no correr. Empieza poco a poco y ve subiendo el tono lentamente. Llegará un punto en que la temperatura habrá subido y te darás cuenta de que ya lo estáis practicando de forma muy natural. A partir de allí es cuando empieza lo mejor.

Empieza con preguntas abiertas que requieran más que un sí o un no, para ver qué le gusta a la otra persona. Es una práctica que tiene mucho de ficción, ya que habláis de algo que no está pasando en la realidad, así que es fundamental dejar espacio a la imaginación. Se trata de lo que os gustaría hacer en el momento o lo que queréis hacer cuando os veáis. Por tanto, el Sexting es una buena ocasión para cumplir fantasías que son más difíciles de conseguir en la realidad.

Por otro lado, es una muy buena forma de conoceros más, ya que en esas conversaciones subidas de tono pueden hacer surgir temas o deseos que desconocíais mutuamente y que probablemente no hubieran surgido en persona. Aprovecha ya que es el momento ideal para hablar de tus fetiches y cosas que te gustaría hacer.

Los juguetes eróticos, tus mejores aliados

Si no lo habías pensado, una gran forma de sacarle todo el partido a vuestra sesión de Sexting, es utilizando un juguete sexual. Estos pueden complementar de manera excepcional vuestras relaciones a distancia, que pueden llegar a ser hasta mejores que el sexo. Nuestros favoritos son los succionadores de clítoris y los masturbadores masculinos, pero si entras en nuestra web encontrarás una gran variedad de productos para cubrir todas tus necesidades sexuales, y puedes comprarlos en nuestros supermercados eróticos.

De hecho, hay algunos juguetes como el HYPHY DOBLE VIBRADOR de LOVENSE que tienen funciones de control remoto desde la aplicación móvil, que te permitirán hacer juegos que nunca te habías imaginado a distancia. Pruébalo y controla el de tu pareja sexual desde cualquier parte del mundo.

Tener cuidado ante todo

El sexting es muy divertido, pero debes recordar que cualquier cosa que envíes puede ser guardada por la otra persona. Si no tienes del todo confianza con ella, a veces es mejor ir con cuidado, especialmente con las imágenes de desnudos.

Una recomendación muy importante es no enviar fotos de tu rostro en los desnudos. Para evitar situaciones embarazosas o desagradables en el futuro, no incluyas tu cara en esas imágenes. Si no puedes ser identificado, es menos probable que puedas ser objeto de ningún acto indeseado a posteriori.

Esperamos que estos trucos te hayan sido útiles para perfeccionar tus habilidades en el Sexting y lo puedas empezar a practicar hoy mismo. Recuerda las reglas, coge tu teléfono móvil y ¡a disfrutar!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.