tabu estimulacion anal hetero

El tabú de la estimulación anal en hombres heterosexuales

No es la primera vez en este blog que hablamos sobre estimulación y penetración anal, y siempre lo hemos hecho desde una perspectiva unisex, sin hacer diferencias entre el sexo anal en mujeres o en hombres (ya que culo tenemos todos, ¿no?). Sin embargo, es un hecho que todavía a día de hoy, en pleno siglo XXI, existe un cierto tabú del que no se habla suficiente, y es el disfrute de la estimulación anal en los hombres heterosexuales.

Vamos a plantear el escenario: en una pareja heterosexual, el hombre, inspirado por la pornografía, siente curiosidad por penetrar analmente a su pareja, y se lo pide. Ella puede aceptar o no, pero, ¿verdad que es una situación que entendemos y aceptamos socialmente? De la misma manera, en las relaciones homosexuales, el sexo anal es muy habitual y en ocasiones casi imprescindible. Ahora bien, volvamos al escenario inicial. Imaginad que es la mujer de la pareja heterosexual la que le dice a su chico que siente curiosidad por practicar pegging, o simplemente por estimularle esa zona (recordad que ahí encontramos el punto P masculino, uno de los puntos erógenos por excelencia para llegar al orgasmo). La situación deja de parecernos tan familiar, ¿verdad?

El testimonio de algunos chicos heteros que han probado esta práctica lo deja bien claro: “el hecho de que te guste esta práctica no implica nada respecto a tu orientación sexual ni te hace ‘menos hombre’ ni nada por el estilo”. Que probar y/o disfrutar del sexo anal no te quita puntos del carnet de heterosexual, vaya.

Por supuesto, también hay otros hombres heterosexuales que aseguran haber probado el fingering y no les gustó la sensación, y no por ningún tabú social, sino simplemente por preferencia propia. Pero, por lo menos, rompen el tabú y se atreven a probarlo. Porque, ¿cómo vas a saber que no te gusta si nunca lo has probado? Por desgracia, en la mayoría de ocasiones, no nos atrevemos a probarlo por culpa de este tabú social homófobo que debe desaparecer.

“El hecho de que te guste esta práctica no implica nada respecto a tu orientación sexual ni te hace ‘menos hombre’ ni nada por el estilo.”

Si en la Antigua Grecia se educaba a las personas sobre la sexualidad desde la infancia, de una manera abierta, y se aspiraba al desarrollo pleno en esta área, ¿por qué ahora nos ponemos barreras y prejuicios que nos impiden disfrutar? Nuestra posición respecto a este tema es clara: Sex Toys Center siempre será un lugar donde podréis disfrutar de vuestra sexualidad libremente y sobre todo, sin prejuicios ni tabúes.

4 954