Strap-on

Strap-on, el arnés erótico para dos

Ya sabéis que uno de los productos que ofrecemos en Sex Toys Center son los arneses, que básicamente son dildos o vibradores que se ajustan a la cintura o las caderas para poder penetrar a otra persona. Lo bueno de estos productos eróticos es que pueden ser usados tanto por parejas homosexuales como heterosexuales que quieran cambiar los roles y practicar pegging. De arneses los hay de muchos tipos, pero hoy os traemos uno en particular que es bastante único: el Bendable Strap-on de Strap-on-me.

Strap-on

Strap-on es un arnés poco convencional debido a que no tiene base y, además, queda agarrado sin necesidad de usar correas o cinturones. Convencionalmente, los arneses tienen que ir atados a la persona que los lleva para que se aguanten mediante algún tipo de soporte, pero este modelo precisamente aprovecha esta necesidad para ampliar aún más su potencial estimulador.

Su forma ergonómica y ultraflexible está pensada para que la mujer que se lo ponga introduzca una parte del juguete en su propia vagina, consiguiendo que el Strap-on quede agarrado a su punto G. Esto hace que, aparte de poder prescindir de correas porque los músculos pélvicos lo agarran de manera interna, el placer al utilizarlo sea tanto para quien recibe la penetración como para quien la da.

Además, el Strap-on tiene un cuello flexible que permite regular la posición del arnés para que este se adapte a la anatomía de las personas que lo utilizan. Así, se sabe seguro que este arnés encajará perfectamente en las relaciones sexuales con tu pareja.

Por lo que respecta a sus características más técnicas, os podemos decir que Strap-on está fabricado con el 100% de silicona suave, hipoalergénica y libre de ftalatos. Además, está fabricado en tres colores diferentes (blanco, carne y púrpura), y tiene 4 tamaños distintos (S, M, L y XL) para que podáis personalizarlo al máximo a partir de vuestras necesidades y gustos.

Strap-on

En nuestras tiendas también encontraréis otros productos similares al Strap-on pero de otras marcas. Por un lado, tenemos el Sharevibe de Fun Factory, que en su web se vende como una extensión del cuerpo que permite un contacto mayor y más natural con la otra persona. Por otro, también tenemos el Hayden de JIL. Hace un tiempo ya os hablábamos de los nuevos vibradores de esta marca que teníamos disponibles, pero JIL también fabrica un producto muy parecido al Strap-on y el Sharevibe, pero más pequeño.

Sea como sea, esperamos que con este artículo hayáis visto las ventajas que el Strap-on puede aportar a las relaciones sexuales con vuestra pareja, y empecéis a aprovecharlas cuanto antes. ¡Para el placer, nunca hay límites!

0 743