Masturbadores masculinos

Masturbadores masculinos

¿Qué son?

Los masturbadores masculinos son juguetes eróticos pensados específicamente para dar placer al pene. La masturbación masculina, en ocasiones ha sido la gran olvidada por parte de la industria erótica, pero eso se acabó. Los masturbadores masculinos cada vez son más diversos, más originales, y su tecnología es la más puntera del mercado.

En la actualidad, podemos encontrarnos desde masturbadores masculinos de mecanismo sencillo, como huevitos masturbadores usar y tirar, hasta auténticas joyas tecnológicas que han revolucionado nuestra manera de entender la masturbación masculina, como los tubos F1s RED de Lelo, o el Max 2 de Lovense, capaz de sincronizarse con un vibrador femenino y poder jugar en la distancia.

Tipos de masturbadores

Existen varios tipos distintos de masturbadores masculinos. Hace tiempo, los más populares eran los famosos huevos Tenga, unos huevos masturbadores de usar y tirar con estrías y texturas para proporcionar sensaciones nuevas durante la masturbación manual. Actualmente, la oferta de masturbadores masculinos se ha diversificado bastante. Otros tipos de masturbadores son: los tubos vibradores y/o succionadores, que pueden ser completos para introducir la totalidad del pene o solamente para estimular la zona del glande; las pinzas masturbadoras, que disponen de un mango ergonómico y dos lengüetas de silicona en forma de U que rodean el pene; o los masturbadores realistas, que son representaciones realísticas con formas como culos, vaginas o bocas donde se introduce el pene para su masturbación.

Beneficios de masturbarse

La masturbación aporta grandes beneficios a nuestra vida sexual y a nuestra salud y bienestar en general. Concretamente, en el caso de los hombres, una de las recomendaciones para solucionar el temido problema de la eyaculación precoz es masturbarse más. Además de llevar un estilo de vida saludable, la masturbación ayuda a conocer el propio cuerpo, ya que proporciona un mayor control de los movimientos y la resistencia, lo que repercutirá en el desempeño sexual.

La masturbación también ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares. Varios estudios demuestran que con la masturbación o durante las relaciones sexuales, la presión sanguínea disminuye y la circulación mejora, por lo que se reducen muchísimo las posibilidades de sufrir un infarto u otras enfermedades cardiovasculares. Y no son las únicas enfermedades que previene. Eyacular de manera regular ayuda a prevenir el cáncer de próstata. Así, tanto tener sexo con tu pareja como masturbarte puede ayudarte a reducir el riesgo de padecerlo en un futuro.

Todo sobre masturbadores masculinos en nuestro blog

¡Descubre todos los productos eróticos de nuestra tienda online! 😱

    Mantente al día con nuestro Blog

    Entérate de todas las novedades del mundo erótico y no te pierdas nuestros consejos sobre sexo y bienestar