Mejora tu vida sexual con la fisioterapia

Mejora tu vida sexual con la fisioterapia

¿Sabías que la fisioterapia te puede ayudar a mejorar tu vida sexual?

A menudo olvidamos una zona de nuestra musculatura que es vital para disrutar plenamente del sexo a todas las edades: el suelo pélvico. Mantener en forma esta área del cuerpo mejorará nuestra actividad sexual, aumentará nuestra satisfacción al respecto y prevendrá enfermedades.

 

¿Qué es el suelo pélvico?

El suelo pélvico es el conjunto de estructuras miofasciales que cierran la base de la pelvis. Durante todas las etapas de la vida hay momentos, como pueden ser embarazos y partos, el deporte de impacto, actividades que aumentan de forma constante y sostienen la presión intraabdominal, el sobrepeso o los cambios hormonales, hacen que el suelo pélvico femenino sea una área susceptible de lesión.

El suelo pélvico tiene función erótica. Durante la excitación sexual, esta musculatura incrementa paulatinamente su tono hasta provocar una congestión sobre los cuerpos eréctiles del clítoris y un aumento de la presión sobre la vena dorsal profunda, evitando así el escape de sangre. Podemos decir que el suelo pélvico actúa como un anillo constrictor que mantiene más tiempo el clítoris lleno de sangre, algo fundamental para la percepción del placer genital.

 

¿Cómo nos puede ayudar la fisioterapia?

Se conoce habitualmente como fisioterapia de suelo pélvico y gracias a ella, un conjunto muy amplio de disfunciones pélvicas se puede tratar con éxito. 

Las disfunciones sexuales que la fisioterapia ayuda a resolver con éxito en la mujer son:

  • Los problemas de excitación (lubricación vaginal).
  • La dificultad para alcanzar el orgasmo (anorgasmia).
  • El dolor asociado al coito: como la dispareunia y el vaginismo.

 

¿Sabías que puedes ejercitar y cuidar tu suelo pélvico en casa?

Uno de los productos que más recomendamos para fortalecer y rejuvenecer el suelo pélvico femenino son las bolas chinas. Son los juguetes ideales para combinar el placer de un juguete erótico con la ejercitación del suelo pélvico femenino. 

El uso de bolas chinas es aconsejable para cualquier mujer, ya que te ayudará a mantener en forma la musculatura del suelo pélvico y, además, con un suelo pélvico fortalecido disfrutarás de relaciones sexuales más placenteras, entre otros muchos beneficios.

Otros beneficios del uso de las bolas chinas son prevenir la incontinencia urinaria y el prolapso tras el parto, incrementar la circulación sanguínea, la sensibilidad y la lubricación natural de la vagina…

Algunos modelos de bolas chinas más actuales ya disponen incluso de función de vibración extra, además de la vibración propia de las bolas chinas. Incluso las más avanzadas tienen varias bolas intercambiables de distintos tamaños para que puedas aumentar el peso a medida que tú suelo pélvico se fortalece.

 

Algunos consejos para empezar a utilizar las bolas chinas

  • Empezar usando bolas ligeras y grandes y con el tiempo ir avanzando a más pesadas y pequeñas.
  • Tiempo: se puede empezar por unos 10 minutos diarios hasta que se logre llegar, según el ritmo de cada mujer, a la meta de 2 horas por día.
  • No hay que desanimarse si en las primeras veces las bolas chinas se caen continuamente. Todo es cuestión de práctica y ejercicio.
  • La indicación más importante a seguir es que durante el uso de las bolas hay que moverse. No servirá llevarlas sin caminar o hacer ejercicio ya que las vibraciones no se producirán.
  • En cuanto a la colocación cada mujer encuentra su fórmula más adecuada: de pie, agachada, etc.

Es importante responsabilizarse de la propia salud sexual, y fomentar el autoconocimiento pélvico-genital y el de nuestra propia respuesta sexual. Esto es básico para mejorar cualquier síntoma sexual. Y si el problema de base está en el suelo pélvico, habrá que empezar a partir de una valoración con una fisioterapeuta especializada en suelo pélvico y sexualidad. Si tienes claro que necesitas poner unas bolas chinas en tu vida puedes venir a uno de nuestros Supermercados y estaremos encantados de asesorarte. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.