Masturbarse en la ducha

El placer de masturbarse en la ducha

Ya sea por el momento de intimidad, la desnudez, el vapor del agua caliente, la sensación de relax, el sonido del agua que cae o una mezcla de todo esto, es innegable que la ducha y el erotismo están íntimamente unidas. Masturbarse en la ducha es un placer, y tal y como está el patio, tenemos que disfrutar de todos los pequeños placeres que nos brinda la vida. En este caso se trata de una actividad gratis, placentera, práctica y muy satisfactoria.

Solo piénsalo. Estás en la ducha. Desnudo. Con el agua calentita cayendo. Con la temperatura ideal. En un momento de intimidad en el que sabes que nadie te molestará. Puede que incluso con musiquita de fondo para acabar de darle el toque. ¡Es el momento ideal para masturbarse! Si ya sales a gusto de una ducha caliente, imagínate salir de una ducha doblemente caliente… 

Cómo masturbarte en la ducha si eres mujer

Hombres, lo sentimos. En esto salen ganando ellas. El famoso truco del chorro de agua con la presión adecuada no falla nunca. Y si crees que esto es un invento moderno, ¡no podrías estar más equivocado! ¿Sabías que en los balnearios de lujo de la Inglaterra victoriana podías encontrar duchas “estimulantes locales de la región pélvica”? Una tecnología masturbadora como esta, en aquella época, no tenía ninguna competencia. Y si la alcachofa de la ducha de tu casa no acaba de hacer su función, no te preocupes. Tenemos otras ideas para ti.

Por suerte, la tecnología ha evolucionado hasta el punto de ofrecer una cantidad prácticamente infinita de juguetes sexuales waterproof e incluso sumergibles. Desde pequeñas balitas vibradoras hasta los famosos succionadores de clítoris pueden ser grandes aliados para masturbarse en la ducha y sacarle el mayor partido posible.

Cómo masturbarte en la ducha si eres hombre

No os vamos a descubrir nada nuevo explicando cómo se usan las manos para la masturbación del pene. El método confiable ya os lo sabéis. Lo que quizá no sabéis es que en el mercado de los juguetes eróticos existe una gran variedad de masturbadores masculinos resistentes al agua y sumergibles que convertirán una simple paja en la ducha en la octava maravilla del mundo. Algunos de los más populares son el Satisfyer Men Heat Vibration, que tiene función de calor y vibración; el F1s RED de Lelo, que posee una tecnología de succión única; o el ZOLO Stax, un masturbador muy especial formado por piezas intercambiables.

En lo que salís ganando los hombres en este asunto es en que la mayoría de juguetes eróticos masculinos son aptos para masturbarse en la ducha, ya que son sumergibles: anillos para el pene, plugs y tiras anales, algunos modelos de prostáticos, huevos masturbadores… ¡Ya no tienes excusa para conformarte solamente con tu mano!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.