El Kamasutra de Sex Toys Center: Misionero invertido

El Kamasutra de Sex Toys Center: Misionero invertido

Bienvenidos a una nueva edición del kamasutra de Sex Toys Center. Hoy os vamos a presentar una postura clásica, pero con una ligera variación: el misionero invertido.

Todo el mundo sabe que el misionero original es una postura en la cual el hombre está encima de la mujer, ambos tumbados en una superficie plana como una cama, y él lleva el ritmo de la penetración. El misionero es la postura más utilizada por los españoles y el resto del mundo, debido a que se solía concebir como la postura idónea para la fecundación. La posición de la chica con las piernas semiabiertas y el chico encima parecía lo ideal para conseguir que ella se quedara embarazada. El nombre de la postura, además, proviene de la época de la colonización de América. Debido a su práctica habitual, ha recibido muchas críticas por convertirse en algo rutinario y aburrido. Sin embargo… ¿qué pasa si es la mujer la que se coloca encima?

El misionero invertido define exactamente esta postura. En este caso, es la mujer la que lleva el control del ritmo y la fuerza de las embestidas. El hombre se tumba boca arriba con las piernas bastante cerradas y la mujer se tumba encima de él, con las piernas abiertas y dobladas por las rodillas para incrementar el agarre. De este modo, ella puede guiar los movimientos y ser la dominante en el coito. El hecho de practicar la postura del misionero o la del misionero invertido depende básicamente de a quién le apetezca llevar la voz cantante en el acto. Lo bueno es que se pueden ir alternando, jugando a dominar y ser dominado, para cambiar la rutina y romper con la monotonía.

Lo bueno de ambas posturas es que permiten un gran contacto físico y visual entre ambos integrantes, siendo una postura tierna y muy cómoda. Por tanto, permite llevarse a cabo durante más tiempo. Si no la habéis probado ya… ¿a qué esperáis? Y para darle un toque más atrevido… ¿por qué no probar con unos disfraces eróticos?

 

0 1740