El Kamasutra de Sex Toys Center: El Perrito

El Kamasutra de Sex Toys Center: El Perrito

En el Kamasutra de Sex Toys Center nos encanta descubriros nuevas posturas, y también daros información sobre aquellas que todos más o menos conocemos. Hoy os traemos una posición que, según varios estudios, es la favorita y la más practicada tanto por hombres como por mujeres: El Perrito.

Aunque sabemos de sobras que la conocéis, os vamos a contar brevemente en qué consiste El Perrito. Básicamente, esta postura implica a una pareja en que uno de los integrantes se coloca a cuatro patas (de ahí el nombre de la postura) y la otra persona se coloca detrás, arrodillada, para penetrarla desde atrás.

Esta postura se puede practicar en todo tipo de relaciones sexuales: heterosexuales (en que el hombre penetra a la mujer), gays (en que un hombre penetra a otro), y lésbicas (en que una mujer penetra a otra con la ayuda de un juguete erótico, como un arnés). Por tanto, es una postura muy versátil y ampliamente practicada, ya que se puede llevar a cabo una penetración tanto vaginal como anal.

Además, esta postura tiene un cierto toque salvaje, animal. Y, en cierto modo, el hecho de que sea tan primitiva implica un cierto grado de control por la persona que está detrás, que puede ser quien regula la velocidad y el ritmo del balanceo agarrando a su pareja por las caderas. Sin embargo, la persona de delante también puede controlarlo con sus movimientos de cadera y acompasar el ritmo con su partenaire.

La falta de contacto visual también influye en que esta postura sea puramente sexual y permita a ambos amantes despertar todo tipo de fantasías y hacer volar la imaginación. No es una postura de las más románticas, pero es ideal para aquellas personas que quieran vivir una experiencia de sexo salvaje y desenfrenado.

Por otro lado, a nivel físico también resulta muy beneficiosa, porque permite una penetración más profunda que resulta muy positiva y placentera para ambos integrantes, con la posibilidad de estimular el punto G y multiplicar las sensaciones. La persona receptora, además, también puede estimular sus propios genitales a la vez que es penetrada.

¿Os gusta la postura del perrito? ¿La habéis practicado alguna vez?

0 1335