Humming

El humming: una nueva técnica para el sexo oral

¡En Sex Toys Center nos encanta enseñaros palabras nuevas! Sobre todo si hacen referencia a prácticas sexuales y técnicas para dar placer de nuevas formas super interesantes que no conocíais antes. Estad atentos y tomad nota: hoy vamos a hablar sobre el humming.

¿A todos nos gusta el sexo oral, verdad? Es un gusto universal, como las croquetas. ¡No te fíes de alguien a quien no le guste una de esas dos cosas! Pues el humming tiene mucho que ver con el sexo oral, ya que es una nueva técnica de practicarlo para sorprender a tu pareja con una sensación nueva. ¿Te creías la reina de las felaciones? ¡Pues con este truco realmente te ganarás la corona!

Nueva técnica para realizar sexo oral: el humming

El término inglés humming significa literalmente zumbar o zumbido. En el contexto que nos interesa, también lo podríamos traducir como vibración o tarareo. Esta técnica consiste básicamente en emitir sonidos guturales sobre el pene o la vulva durante el sexo oral para estimular mediante las vibraciones que producen nuestras cuerdas vocales.

Puede que dicho así suene un poco raro, ¡pero os aseguramos que no nos estamos inventando nada! Lo cierto es que esta técnica ya aparecía en el Kamasutra, y se estima que se usa desde varios siglos antes. Y no penséis que es tan sencilla como parece. Como en todo, la práctica hace al maestro. Pero, por el momento, vamos a empezar enseñándoos la teoría.

Lo primero que tenemos que elegir son los sonidos que vamos a emitir para producir esas vibraciones. Pensad que los sonidos guturales proceden de la garganta, por lo cual el sonido más sencillo para empezar a practicar puede ser el de la letra m. Una vez le hayáis cogido el truco a producir el sonido “mmmm” desde la garganta, podéis probar a articular otros sonidos como “a-e-i-o-u”. Recordad que no solo tenéis que aprender a emitir estos sonidos, sino que tenéis que emitirlos mientras practicáis sexo oral. ¿Ahí se complica un poco la cosa, no?

Una vez tengáis dominado el tema del sonido y consigáis producir esas placenteras vibraciones que necesitamos, el siguiente paso será empezar a variar la intensidad y el ritmo para producir efectos nuevos. Como si se tratase de los distintos modos de vibración de un juguete sexual. ¡Con un poquito de práctica ya veréis como vale la pena!

Os animamos a que probéis vosotros mismos la técnica del humming y valoréis si realmente es tan placentera como os lo estamos vendiendo. Además, pensad que no hace falta hacerlo durante todo el rato que practiquéis sexo oral, sino que podéis ir probándolo a ratos para sorprender a vuestra pareja. Y si no os sale a la primera o no sois capaces de producir las vibraciones necesarias, ¡no pasa nada! Al menos conseguiréis echaros unas risas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.