El placer de masturbarse, nuevas ideas para tu pene

El placer de masturbarse, nuevas ideas para tu pene

La masturbación es una forma segura y divertida de experimentar el placer sexual, y está llena de ventajas: somos autosuficientes y la podemos hacer en soledad siempre que queramos, la podemos realizar donde queramos (siempre que sea adecuado), y tantas veces como nos apetezca (siempre que el cuerpo aguante).

Pero muchas veces tenemos tan estudiado lo que nos gusta, y cómo llegar al orgasmo, que se nos olvida innovar y probar cosas nuevas, cayendo en la rutina y usando fórmulas de “ABC” que ya nos sabemos de memoria.

Con este artículo nuestro objetivo es poner la masturbación en el lugar que se merece y darle el valor que debe tener en nuestras vidas, ya que se trata de una actividad llena de beneficios:

Nos ayuda a conocernos mejor

La masturbación es el primer paso para descubrir nuestro placer, saber qué nos gusta, qué no, y cómo hacerlo para intensificar nuestras sensaciones.

Es en momentos como estos en los que descubrimos si nos gusta que nos estimulen los pezones, o nos aprieten los testículos, o quizás la penetración anal. No siempre hay que ser falocentrista…

No hay mejor momento de intimidad para descubrirse que una buena sesión de masturbación.

 

Es siempre un placer

La masturbación nos ayuda a liberar tensiones, a relajarnos, y a reducir el estrés de manera sorprendente.

Después de masturbarnos y eyacular una sensación de calma y bienestar relaja el cuerpo y suele ayudar a sentirnos mejor y dormir bien.

Pero vamos a lo importante… Si lo que quieres es romper con la rutina y convertir tus masturbaciones en experiencias únicas, aquí te traemos algunas sugerencias pensadas para personas con pene.

 

A dos manos

¿Por qué quedarte solo con una mano si puedes utilizar las dos? Esto abre las puertas a infinidad de combinaciones que te darán un gran placer. Puedes unirlas y masturbarte con las dos manos juntas, o puedes combinarlas dejando una en la parte del glande y otra en el tronco.

¡Pruébalo todo y experimenta el poder de las dos manos!

 

La otra mano

Si siempre te masturbas con la mano derecha, ¿por qué no intentas hacerlo con la izquierda? Verás que las sensaciones son muy diferentes y que el control de tu pene y de tu mano y brazo cambia radicalmente.

 

Con un condón lubricado

Coge un condón, ponle lubricante dentro y ¡que empiece la fiesta! La sensación resbaladiza genera unos efectos nuevos en tu pene y la fricción cambia en comparación a cuando lo hacemos solamente con las manos.

 

Utiliza un masturbador

Si quieres recrear una sensación más real de penetración, aunque mucho más intensa, te recomendamos que lo pruebes con un masturbador.

Disfruta de sus relieves y eleva tu masturbación a otro nivel. En nuestras tiendas encontrarás un gran surtido de masturbadores y lubricantes que te harán subir al séptimo cielo.

 

Descubre otras partes

¿Por qué no ir un poco más allá y probar a estimular también tu ano y punto G? Con un buen lubricante y tus dedos, o un juguete erótico puedes estimular tu ano o próstata.

Una experiencia mucho más completa que te hará sentir altas dosis de placer y que conseguirá una eyaculación mucho más fuerte e intensa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.