deja vu kamasutra

El Kamasutra de Sex Toys Center: Déjà Vu

¿No os ha pasado alguna vez que habéis vivido una situación que os resultaba familiar, como si ya la hubierais vivido antes? Un instante de calidez, una conexión mágica y profunda con una persona… Así es la postura de la que venimos a hablaros hoy: el Déjà Vu, una postura que os traerá de vuelta los recuerdos más profundos del fondo de vuestra mente.

Para realizar la postura del Dèjá Vu, pondremos como ejemplo una pareja de un hombre y una mujer, pero esta postura se puede realizar perfectamente entre dos hombres o entre dos mujeres usando un arnés erótico. Entonces, en el caso de una pareja heterosexual, el hombre se sienta con las piernas estiradas y ligeramente abiertas, apoyado sobre sus manos hacia atrás para mantener el equilibrio. La mujer se coloca sobre él, entre el hueco de sus piernas, cara a cara, y dobla sus rodillas para colocar los pies sobre las caderas de su amante, usando las manos para apoyarse sobre la cama o el suelo, depende de la superficie que vayáis a utilizar…

Ella se acomoda, y en este momento ya podemos proceder a la penetración vaginal (o anal, ¡podéis elegir!). Con la postura del Déjà Vu conseguimos una penetración profunda, con la que se estimula en profundidad el punto G. Además, el hecho de estar cara a cara aporta un punto de picante extra. ¿A quién no le gusta ver a su pareja disfrutar del sexo?

Además del contacto visual, esta postura también permite una fácil estimulación del clítoris, ya sea con la mano del hombre o la mujer, o con algún juguete erótico, como por ejemplo un succionador de clítoris, una bala vibradora, o una pinza erótica para parejas. En la sección de estimuladores eróticos de Ohmygoood encontraréis una gran variedad de juguetes ideales para este tipo de juegos durante el sexo.

¡Pero no solo eso! También podéis jugar con los pechos de vuestra pareja. Caricias, besos… Tocad la cara de vuestra pareja, los labios, el cuello… Las caricias y los agarrones también forman parte del sexo, y lo hacen único y especial.

¡Es vuestro turno! Disfrutad de todo el placer que os puede proporcionar este dulce Déjà Vu, y no le pongáis límites a la imaginación y el erotismo. ¡A disfrutar!

1 655