domi y osci de lovense

Domi y Osci de Lovense, música para tus orgasmos

Cuando decimos que los vibradores Domi y Osci de Lovense son música para tus orgasmos, lo decimos literalmente. Esta marca de juguetes eróticos tiene muy presente la música en su innovación, y la alta calidad de sus productos harán que te sea muy difícil seguirles el ritmo. ¿Por qué son tan especiales?

El Domi es un vibrador en forma de micrófono de tamaño medio, pero muy potente. Tiene una tecnología de rotación dual única, que permite que aumente su potencia sin necesitar cables o un gran tamaño ni batería. Tiene un cuello reforzado, por lo que ejercer toda la presión que quieras es muy cómodo, porque el juguete se adapta a tu anatomía.

Este vibrador, además, tiene accesorios tanto para hombres como para mujeres, para que los dos puedan disfrutar por igual de las maravillas de Domi. Lo mejor de todo es que se puede sincronizar con el smartphone, y esto aumenta hasta el infinito el número de posibilidades que tienes para explorar con el juguete. 3 niveles de vibración y 10 patrones distintos, control remoto con el teléfono, de manera autónoma o a la distancia que sea (a través de conectividad Bluetooth y Wi-fi para largas distancias), etc. Y, además, Domi permite la activación por sonido y la sincronización con el ritmo de tu música para tener unos orgasmos de lo más melódicos. Te toca decidir si eres más de balada o de heavy metal, para que Domi se adapte a tu ritmo (o tú al suyo…).

En cambio, el Osci tiene otras funcionalidades únicas, una de ellas en su propio nombre. Osci es un diminutivo para oscilación, y es que este vibrador estimulador del punto G dispone de una funcionalidad oscilante para que la estimulación del punto G se convierta en una experiencia totalmente nueva para aquellas que lo experimenten. En lugar de una simple vibración, el Osci mueve la vibración hacia dentro y hacia fuera, llegando a zonas que no habrías imaginado y aumentando la potencia de su cabeza ovalada.

Además, Osci tiene una forma ergonómica ideal para cualquier anatomía. Como dicen en su página web, este vibrador está precisamente curvado para adaptarse a tus curvas y ajustarse a tus necesidades. Igual que en el caso del Domi, con el Osci también hay 3 niveles y 10 patrones de vibración estándar que se pueden modificar con el toque de un dedo en el smartphone. A través de la conectividad Bluetooth, se puede programar para personalizar al máximo la performance del juguete, ya sea con el propio móvil o con el de la pareja e, igual que con su compañero, poder disfrutar de un placer al ritmo de nuestra playlist favorita.

En el sexo, como en la música, lo importante es ir sincronizados y llevar bien el ritmo. Con Domi y Osci de Lovense, el placer te lo dan ellos, pero la batuta la llevas tú. ¡Música, maestro!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.