Deseos sexuales

Deseos sexuales: ¿cómo manifestarlos?

Uno de los problemas que a veces nos podemos encontrar en nuestras relaciones de pareja es no entendernos en el sexo por falta de complicidad. Normalmente, esto se debe a la vergüenza de expresar los deseos y límites propios a nuestra pareja. Hoy os daremos unos consejos para poder hacer peticiones en el sexo sin problema, evitando así tener que adivinar los deseos sexuales de nuestra pareja. ¡Que no somos adivinos ni tenemos que jugar a serlo!

La complicidad en la pareja es imprescindible para disfrutar del sexo.

Para empezar, es importante que tengas claros cuáles son tus deseos sexuales porque, obviamente, es imposible exigir comunicación e innovación en la cama si no tenemos claro qué es lo que queremos. Debes reflexionar sobre cuáles son tus fantasías, deseos y miedos para tenerlo muy claro a la hora de manifestarlo. ¿Alguna postura sexual que te llame la atención? ¿Un juego o juguete erótico que quieras probar?

Deja volar tu imaginación y fantasea. Piensa en situaciones que te exciten, ya sean factibles o no. Sé todo lo creativo que quieras y no pongas límites a tu imaginación. Si en el proceso te excitas, no dudes en masturbarte. ¿Por qué? Aparte de disfrutar de un momento de placer, esto te ayudará a conocer mejor tu cuerpo y saber qué es realmente lo que te pone caliente.

Otro aspecto esencial es aprender a decir que no. En el sexo, complacer al otro suele ser muy importante, pero eso no debe causar incomodidad en uno mismo. No cedas ante las presiones, aunque tu pareja te lo pida u otras personas te lo recomienden. El sexo es algo con lo que TODOS los participantes deben disfrutar y, por tanto, si no te sientes a gusto con alguna práctica no la hagas y, sobre todo, no tengas miedo ni vergüenza de negarte.

Si una práctica sexual no te gusta o no te apetece, no tengas miedo a decir que no.

Otra práctica común para innovar y conocer mejor al otro es ver cine erótico juntos. Si las películas pornográficas te parecen excesivas, empezar con películas o series con escenas picantes también es una buena opción. Es muy importante que eso no solo sirva como excitación o previa al sexo, sino también para observar qué es lo que os atrae y coger ideas.

La bidireccionalidad es algo clave. Es muy importante que escuches a tu pareja y sepas adaptarte a sus necesidades, así como tu pareja debe hacerlo contigo. Durante el sexo, además, utilizar las manos y guiar a tu amante hacia tus zonas erógenas hará que vuestro sexo sea más placentero.

Por último, otra buena recomendación que te podemos hacer es que visites un sex shop con tu pareja. Seguro que eso te ayudará a probar cosas nuevas y, quién sabe, tal vez a descubrirte un mundo de deseos sexuales hasta ahora desconocidos… 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.