hablar de sexo con tus hijos

5 consejos para hablar de sexo con tus hijos

El mundo del sexo es muy amplio y complejo, a veces cargado de misterio y desconocimiento. Esto se debe a que el sexo sigue siendo un tema tabú en muchas familias, algo de lo que no se habla con naturalidad. En Sex Toys Center nos gustan las cosas claras y el chocolate espeso, y por eso te vamos a dar 5 consejos para hablar de sexo con tus hijos sin tapujos.

Sabemos que puede resultarte incómodo hablar de este tema con tus hijos y tal vez no sepas cómo abordarlo correctamente, pero lo que podemos asegurarte es la importancia de hacerlo. Como más conocimientos reciban durante su desarrollo, mayor consciencia y dominio de su sexualidad tendrán de mayores. ¿Verdad que a ti te habría gustado tener un referente cuando eras pequeño/a (en caso de que no lo tuvieras)? Pero… ¿cómo hacerlo bien?

1. Cada cosa a su tiempo

Los niños crecen muy rápido, pero siguen siendo niños. Hay que intentar responder a las preguntas que les surjan desde su perspectiva, con vocabulario y expresiones que puedan entender. Es importante que abordes las temáticas de acuerdo con su edad. Por ejemplo, a un niño o niña de 8-10 años le interesará conocer los cambios que se producirán en su cuerpo, como el vello corporal o la menstruación, pero tal vez aún no sea el momento de hablarle sobre depende de qué prácticas sexuales o productos eróticos.

2. Trátalo todo con naturalidad

Lo más importante a la hora de hablar de sexo con tus hijos es transmitirles confianza. En ningún caso debes mostrar vergüenza al hablar de sexo con ellos, y tampoco reírte de sus dudas. Si te ven como una fuente de confianza, siempre que tengan dudas recurrirán a ti. Si no, tal vez se informen por vías poco adecuadas que en nada les beneficiarán. Debes conseguir que se sientan cómodos y hablen contigo de cualquier tema con facilidad, porque así te aseguras de evitar o solucionar cualquier problema que les pueda surgir.

3. Deja que te pregunten

Es cierto que introducir el tema cuando sea oportuno puede ayudar mucho a que la conversación fluya, y cuanto antes conozcan algunas cosas mejor. Por ejemplo, al ver a una mujer embarazada por la calle o una relación sexual en televisión puedes indagar sobre qué saben o qué desconocen. Sin embargo, te aconsejamos que dejes que al hablar del tema pregunten ellos, dado que siempre saldrán mejor sus dudas e inquietudes si los dejas hablar que si acaparas la conversación.

4. Consulta lo que no sepas

A veces, las preguntas de los niños son tan complicadas que ni los adultos sabemos responderlas con exactitud. No te preocupes ni te avergüences de ello. Hoy en día, hay mucha información en libros e internet, y si en estas fuentes no encuentras respuestas satisfactorias siempre puedes consultar a amigos, familiares o incluso un especialista, que es quien mejor sabrá disipar tus dudas. En ningún caso debes ocultar temas porque no los domines, porque eso hará que tus hijos lo perciban como un tabú, algo de lo que no se debe hablar y que por tanto no existe.

5. Transmite tus valores

Hablar de sexo con tus hijos es una gran oportunidad para explicarles no solo como funciona a nivel práctico la vida sexual, sino también toda el aura de valores implicados en ello. La importancia del consentimiento mutuo, la protección y la precaución durante las relaciones sexuales para evitar embarazos no deseados y ETS, el respeto a la pareja y a sus necesidades y gustos…

En resumen, hay que tratar el sexo de manera natural para que tus hijos estén lo más informados posible, para que cuando sean adultos sean capaces de disfrutar de su sexualidad de manera plena y responsable y… ¿quién sabe? Tal vez en un futuro, transmitir estos valores a sus propios hijos e hijas.

1 344