Trucos para masturbación masculina

Trucos para masturbación masculina

En Sex Toys Center nos encanta que vosotr@s, preciad@s client@s, disfrutéis del mejor sexo que podáis. Para ello, siempre os ayudamos asesorándoos sobre los productos de los que disponemos en nuestras tiendas, pero como sabéis también os damos consejos para acrecentar vuestras sensaciones o mejorar vuestras técnicas. Hoy no podía ser menos. En el artículo de hoy, os vamos a dar 8 trucos para masturbación masculina óptima y placentera, para que vuestra pareja o vosotros mismos disfrutéis de buenas caricias y sensaciones en las partes íntimas.

Primer paso: lubricarse bien las manos. Antes de empezar con la estimulación, es importante que las manos estén húmidas y resbaladizas para facilitar las caricias y evitar molestias. Es importante que eso sea así durante toda la práctica, y por tanto podéis repetir el proceso de lubricación cuando notéis que se dificulta el movimiento. Para ello, podéis usar cualquier lubricante acuoso.

Segundo paso: estimular los testículos. Aunque puedan parecer poco importantes, los testículos son una parte muy sensible y que puede incrementar la sensación de placer si son acariciados con gracia y suavidad. Con las puntas de los dedos podréis despertar los nervios de la zona, incrementando el auge de sensaciones experimentadas. Como con todo, ir directamente al grano no es siempre positivo.

Tercer paso: mientras se acarician los testículos con una mano, con los dedos índice y pulgar de la otra se debe producir una fricción suave a lo largo de todo el pene. Se puede empezar suavemente y aumentar la rapidez, la fuerza y la intensidad, jugando con los ritmos para conseguir variar los efectos.

Cuarto paso: llega el momento de centrarse en el glande. Sujetando la base del miembro con una mano, y ahuecando la palma de la otra, debéis rodear el glande como si abrieseis una puerta. Es una zona hipersensible, y las caricias hacia diferentes direcciones acercarán al chico hacia el clímax jugando con sus expectativas.

Quinto paso: al lío, es la hora de la acción: poner una mano en el glande y deslizarla por el tronco del pene. Antes de llegar a la base, usar la otra mano para repetir el proceso, similar a trepar por una cuerda. Se puede cambiar la dinámica para experimentar cosas nuevas y hacer diversos gestos, como frotar el pene con las dos manos (como un palo que enciende un fuego) o subir y bajar la mano por el pene a diversos ritmos. Depende del gusto del chico.

Otros trucos para masturbación masculina u opciones para multiplicar por mil la estimulación pueden ser utilizar un huevo o anillo masturbador, frotándolo por el glande (la zona más sensible), o usar un vibrador en la zona del perineo (entre los testículos y el ano) mientras se masajea el pene en cuestión. Aumentaréis muchísimo el placer y conseguiréis que vuestro chico llegue al éxtasis como nunca antes.

Estos trucos para masturbación masculina llevan implícita una advertencia: tratar siempre el pene con suavidad, porque es un órgano muy delicado. Esperamos que este artículo os haya ayudado a coger ideas para la masturbación masculina. ¿Quién ha dicho que la masturbación es algo aburrido y repetitivo?

5 2453