Le Tour est Folle

Le Tour est Folle: El símbolo de la ciudad del amor

En este blog ya hemos visto prácticamente todo tipo de juguetes eróticos. Desde los más convencionales, como dildos y vibradores de todas las formas, colores y tamaños, masturbadores para hombres o succionadores de clítoris, hasta los más sorprendentes, como el Twerking Butt, las máquinas sexuales, o toda la variedad de BDSM de que disponemos. Sin embargo, nunca antes habíamos hablado de un dildo tan especial como el que venimos a presentar hoy: Le Tour est Folle, el símbolo más representativo de la ciudad del amor.

Sabemos que os encanta que de vez en cuando presentemos algún producto erótico poco convencional. Todo juguete tiene su historia detrás, y detrás de esta peculiar Torre Eiffel se encuentra Sébastien Lecca, un artista visual francés que decidió materializar esta loca idea que un día pasó por su cabeza. ¡Y aquí la tenemos! El más fálico de los monumentos franceses necesitaba su versión para mayores de 18. Y parece que no le va nada mal… 

Lecca empezó comercializando su producto erótico por el territorio francés, después de encontrarse con grandes problemas para que un fabricante aceptara el presupuesto del equipo del joven artista. Poco después, su éxito le ayudó a impulsar su exportación por diversos países europeos (entre los cuales nos incluimos) y China. Lecca asegura que su principal motivación era impulsar la industria del plástico francesa, que empezaba a perder territorio ante la competencia productiva de China.

“Queremos confiar en la imagen de Francia para exportar”, explica el artista plástico, que tiene perspectivas de venta en Estados Unidos, Rusia, Australia.

Detrás de cada juguete erótico hay una idea loca que alguien se atrevió a hacer realidad. Quién sabe si de aquí unos años disponemos de una sección dedicada a los mejores monumentos internacionales convertidos en juguete sexual. Imaginad un vibrador Torre Agbar, una Torre de Pisa succionadora de clítoris, o una pinza erótica Arco de Triunfo.

0 496