imagen-principal-pasion

8 consejos para reavivar la pasión

¿Sientes que ha disminuido la pasión en tus relaciones sexuales? ¿Crees que has caído en una rutina? No hay por qué preocuparse. En la vida todo son etapas, en el sexo también las hay. A menudo, el estrés y los horarios frenéticos en los que vivimos inmersos pueden causarnos ansiedad o apatía. Sin embargo, de nosotros depende que una mala racha sea un simple bache o se convierta en una rutina. Si quieres ponerle fin, pon atención a los siguientes consejos que te ayudarán a reavivar la pasión en el sexo y volver a disfrutarlo con emoción.

No sigas siempre una rutina
A veces, sin quererlo ni ser conscientes de ello, caemos en una monotonía. El día y la hora en la que tenemos sexo, las prácticas y posturas, las sensaciones… Todo ello limita nuestra emoción y convierte al sexo en algo previsible. En realidad, es todo lo contrario: es pasión, espontaneidad, frenesí, locura… Saber detectar la rutina y querer romperla es el primer paso.

Cambia de escenario
Un buen estímulo para acabar con la monotonía es cambiar de contexto. ¿Quién dice que el sexo sólo se vale en la cama? Recupera la emoción de las primeras veces e improvisa nuevos escenarios. ¿Y si ambientas la habitación con luces, música y velas para crear un clima diferente? ¿O por qué no probar en otras partes de la casa? ¿Por qué esperar a la hora de acostarse? ¡Sorprende y sorpréndete! ¿Qué tal pasar todo un fin de semana encerrados en una habitación de hotel? Os sentará bien una desconexión ¿Y en el coche? ¿O en la naturaleza? ¡Ponle imaginación!

Prueba nuevas experiencias
Es imprescindible dejar a un lado la vergüenza y los prejuicios para poder disfrutar al cien por cien. ¿Por qué no probar aquello que te despierta curiosidad? No conocer o no saber algo no debería ser un límite, sino un reto. Investiga y aprende nuevas sensaciones e incorpora para siempre aquellas que te gusten. ¿Qué te parecería hacer un striptease? ¿Y probar el bondage? ¿Te atreves con el sexo anal? Why not!

Incluye juguetes sexuales
Un elemento que te lo puede facilitar muchísimo son los productos eróticos y los juguetes sexuales. Con ellos agregamos morbosidad e innovación a nuestras relaciones. Los hay para todos los gustos y personalidades. Se puede empezar por algo sutil (como aceites de masaje, unas plumas, un comestible, estimuladores o anillos) e ir subiendo la intensidad (plugs, dildos, arneses, cuerdas…). Recuerda que Sex Toys Center dispone de la más amplia gama de productos del sector erótico. ¡Sea cual sea tu inquietud, la solución está en nuestro catálogo!

Sin presión
Bajo ningún concepto permitas que el sexo se convierta en una presión o compromiso. Es normal preocuparse si notas que ha bajado el deseo o la pasión en tus experiencias, pero recuperarla no pasa por obligarnos a tener sexo. Al contrario, debes escucharte y detectar el origen de tu estado de ánimo sin castigarte. Tiempo al tiempo.

Sin calendario
Déjate llevar y no planees tanto la cantidad de veces que te gustaría tener sexo o que te gustaría tener ganas de tenerlo. Si te marcas una frecuencia ideal para practicarlo, puede que el no cumplir la expectativa te provoque frustración. Si tu deseo sexual ha disminuido, relájate y no te obsesiones. El sexo tiene que producirse porque apetezca, no porque toque.

Comunicación
Sea cual sea la opción que elijas para reavivar la intensidad en tus relaciones, una de las premisas que más te ayudarán será el diálogo. Si estás en pareja, es muy recomendable tratar de hablar con tu pareja sobre la situación e intentar enfocaros ambos en un objetivo. Para disfrutar de un mejor sexo, es imprescindible poder hablar de ello sin que sea un tabú. Naturalizándolo y tratando de resolver posibles insatisfacciones. Os unirá y fortalecerá como equipo. También podemos hablar del tema con una amistad, verbalizar nuestras preocupaciones siempre nos alivia y nos aporta perspectivas diferentes.

Consulta a un experto
Estos son algunos de los consejos que podemos seguir si queremos incentivar nuestro deseo sexual o si queremos potenciar nuestro disfrute durante el sexo. Si aún así te cuesta lograrlo, siempre puedes solicitar el asesoramiento de un especialista en psicología o sexología. Te brindarán las claves para que seas tú mismo quien mejore la calidad de tu sexo y con ello, la calidad de tu vida.

3 469