sploshing

Sploshing: ¡con la comida sí se juega!

Seguro que alguna vez has practicado sploshing incluso sin saber que se llamaba así. Esta práctica sexual es uno de los fetiches más extendidos y practicados por las parejas, ya que requiere poco material y es muy, pero que muy excitante. ¿Os ha entrado curiosidad?

Sploshing, una práctica fetichista wet and messy

El sploshing es una práctica sexual que consiste básicamente en mezclar comida y sexo. Así de fácil. Solo tienes que esparcir, untar o derramar algún tipo de alimento o bebida sobre el cuerpo desnudo de tu pareja y luego jugar a lamer, chupar y sorber cada centímetro de su piel hasta dejarla limpia (o hasta que te empaches, lo que llegue antes). Sin embargo, algunas personas disfrutan simplemente con la estimulación visual y sensorial de llenar el cuerpo de su pareja con algún alimento, sin necesidad de después llegar a ingerirlo.

El sploshing también forma parte de una categoría de fetiche que se denomina wet and messy, es decir, húmedo y sucio. En esta categoría también encontraríamos prácticas similares, pero que sustituyen la comida por otros elementos no comestibles como pintura, barro o aceite (de masaje, de engrasar, de motor…).

Si estás pensando en practicar sploshing por primera vez, debes saber que los sexólogos recomiendan utilizar alimentos dulces y comunes, como frutas, helados, miel, chocolates… También es importante que si usamos líquidos, estos no sean irritantes para la piel (¡sobre todo para las zonas íntimas!). De la misma manera, debemos pensar en un lugar adecuado para llevar a cabo esta práctica sin guarrear más de la cuenta lo que nos rodea. Así no tendremos que estar pensando en no ensuciar lo que no debemos y podremos movernos con libertad y sin preocupaciones. Algo que va genial para evitar ensuciar la cama durante una práctica como esta es la Sábana Super Sheet de Calexotics, que está disponible en todos los supermercados Sex Toys Center.

Por último y más importante, la clave de que esta práctica sea placentera para ambos miembros de la pareja es la confianza y el diálogo. Es imprescindible que habléis de que lo que os gusta y lo que no, y de hasta dónde estáis dispuestos a llegar para que luego no haya malentendidos. Una vez lo tengáis todo hablado, seguro que disfrutaréis de una experiencia nueva muy excitante…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.