decoración

La decoración en el sexo también cuenta

¿Os habíais planteado la decoración y el espacio como un elemento potenciador o inhibidor de la libido? ¿Sabíais que el color de las paredes, la cantidad de adornos en las estanterías o el orden de vuestros armarios influía en vuestra vida sexual?

En los últimos años, son muchas las teorías que así lo contemplan y muchos los que se suman a ellas. El Feng Shui, filosofía china que vela por una ocupación consciente y armónica del espacio, también tiene consejos dedicados a la sexología. Los especialistas relacionan, por ejemplo, la baja vida sexual de los jóvenes japoneses con las características de sus departamentos: “oscuros, estrechos y deprimentes”.

Por otra parte, ¿qué pensáis de las camas de matrimonio? ¿Os resultan cómodas? A veces, las camas dobles se asocian a un símbolo de amor y compromiso y parecen la única opción viable para una pareja. Sin embargo, muchas personas se quejan de que al dormir en pareja duermen peor. ¿Preferiríais dos camas individuales por el bien de vuestra espalda pero teméis reconocerlo? Tranquilos, no os sintáis incomprendidos.

Independientemente de la reacción de vuestra pareja, según los expertos en salud y los historiadores, no os falta razón. Las encuestas reflejan más problemas de sueño en aquellas personas que comparten cama. Ciertamente, el hábito de dormir en una sola se extendió durante la era industrial y fue debido a un motivo económico. Cuentan que, en la Antigua Roma, aquellos hogares que podían permitírselo tenían una estancia para la vida sexual.

En resumen, y como podemos observar, el entorno en el que nos encontramos influye muchísimo en nuestros hábitos sexuales. Aunque no vayamos a dormir en camas individuales porque nos guste dormir abrazados a nuestra pareja sin importar las consecuencias, tal vez mejorar un poco la decoración de la habitación puede ser una buena opción para potenciar la libido y disfrutar de unas relaciones más satisfactorias. Unas velas eróticas aromáticas, por ejemplo, ayudarán a crear una iluminación tenue y romántica, y a eliminar cualquier mal olor que se sustituya por un aroma que os puede transportar a un mundo de fantasía. Un poco de música y unos pétalos de flores, en cambio, ayudará a crear un clima más distendido y apasionado.

1 634