navidad

Esta Navidad, ¡rompe tabús y regala sexo!

Miradas de escándalo al oír la temida frase: “Le he comprado un Satisfyer a mi madre por Navidad”. Acto seguido, respuestas como “¿Cómo se te ocurre? Que es tu madre”. Y así, con cualquiera que compre un vibrador a la novia, un masturbador a un compañero de trabajo o lencería a su hermana pequeña.

¿El problema? Que el sexo sigue siendo un tabú y algo que no podemos comentar con los demás. Por extensión, regalar productos eróticos por Navidad a nuestros conocidos y seres queridos es visto como algo raro o perturbador. Y en Sex Toys Center queremos cambiar esta situación. Esta Navidad, ¡rompe tabús y regala sexo!

Todo el mundo tiene derecho a explorar los beneficios de una salud sexual satisfactoria. Poder hablar con nuestros amigos y familia acerca de este tema puede ayudarnos a conocernos mejor, aprender más de las otras personas y ganar confianza. Igual que sabemos qué tipo de ropa le gusta a nuestra pareja o qué corbata le quedaría bien a nuestro tío, también podemos conocerlos a través de qué lubricantes y estimuladores son sus favoritos o a qué kit erótico pueden sacarle más partido.

En nuestras tiendas disponemos de productos eróticos para todos los gustos y necesidades. Regalarle un succionador de clítoris a tu madre para que disfrute de su sexualidad puede ser un buen regalo para demostrarle que te preocupas por todos los aspectos de su bienestar. Comprarle un libro de sexología a ese cuñado tuyo que tanto lee, puede darle muchísimos datos que luego utilice en la cena de Nochevieja (aunque luego tengas que aguantarlo tú) o que mejore la relación con su pareja.

Darle una bomba erótica a tu mejor amigo tras saber que le preocupa su rendimiento sexual, o comprar un juego erótico a tu jefe para el amigo invisible son maneras de romper con las convenciones y de normalizar un tema que debería ser siempre tan habitual como comprar un reloj o regalar un viaje: regalar sexo.

Este año, se la primera persona en tu círculo a dejar de lado las vergüenzas y los temores. Esta Navidad, no hay mejor regalo que una sexualidad plena. ¿A qué esperas para iniciar el cambio?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.