Luna de miel

El Kamasutra de Sex Toys Center: Luna de miel

Si algo tenemos que admitir por estas fechas tan calurosas, es que lo último que nos apetece es el contacto directo piel con piel durante el sexo. ¡Ojo, no estamos diciendo que no nos apetezca echar un polvo! Pero si podemos optar por una postura en la que el rozamiento sea menor y pueda fluir más el aire… Pues mejor. Además, hoy os traemos al Kamasutra de Sex Toys Center una postura fogosa, muy apropiada para esta época de bodas y celebraciones de aniversarios. Hablamos de la mundialmente conocida Luna de miel.

¡Ay, las bodas! ¿No os encantan? Es la más pura manifestación del amor entre dos personas… Además, si vas soltero es un buen lugar donde conocer a tu próximo pretendiente o pretendienta. Todo el mundo sabe lo mucho que se bebe y se liga en las bodas. Esta falta de inhibiciones hace que nos sea mucho más fácil entrarle a esa persona que lleva todo el banquete haciéndonos ojitos. Quién sabe, quizás los novios no sean los únicos que se van de “Luna de miel”… ¿Lo pilláis? Bueno, vamos al grano. Que hace calor y no estamos para tonterías.

Para realizar la postura de la Luna de miel en una pareja heterosexual, la mujer se tumba boca abajo en la cama, con los brazos estirados, las piernas abiertas y las rodillas flexionadas. Entonces, el hombre se pone de rodillas entre sus piernas, la agarra de los muslos y se funde con ella mientras presiona contra su cuerpo las piernas y el culo de su amante.

En la postura de la Luna de miel, el hombre es el que adquiere la posición activa, y la mujer, la pasiva. ¡Inciso: nos referimos a una relación heterosexual, pero la Luna de miel es perfectamente apta para relaciones entre dos hombres, o entre dos mujeres si una de ellas lleva un arnés erótico!

El tipo de penetración es profunda, y puede hacerse tanto para practicar sexo anal como vaginal. Es perfecta para estimular tanto el punto G como el punto P, y el estilo de perrito hace que la persona en posición activa disfrute de las vistas de la otra persona disfrutando de todo lo que le hagáis.

¡Ahora es vuestro turno! Probad esta postura una de estas calurosas tardes y ya veréis como venís a darnos las gracias. ¡A disfrutar!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.