el pretzel

El Kamasutra de Sex Toys Center: El pretzel

Hoy os traemos una postura perfecta por si os apetece comer algo entre horas: el pretzel. En este caso, sin embargo, venimos a hablarte de un tipo de merienda que no engorda, sino más bien todo lo contrario. ¿Quieres saber más?

El pretzel es la postura perfecta si estás deseando enredarte de placer con tu pareja. Todos hemos experimentado alguna vez ese momento de excitación extrema y atracción física, momentos antes de lanzarnos a devorar a nuestra pareja. Pues el pretzel es la postura idónea para ese momento de impaciencia en el que solo podemos pensar en nuestro deseo de iniciar el coito.

La postura sexual del pretzel puede parecer algo complicada si no la has hecho nunca, pero nada más lejos de la realidad, ya que en el fondo no tiene ningún misterio. Para realizarla, uno de los dos amantes (la mujer, en caso de una relación heterosexual), se tumba de lado apoyada sobre su antebrazo, con las piernas ligeramente dobladas por las rodillas y separadas. El otro amante se coloca de rodillas, agarrando una de las piernas de su acompañante y poniéndola sobre su cadera para que esté cómoda, mientras que la otra pierna queda entre las piernas de este, apoyada en la cama.

Una vez en posición, solo queda relajarse y disfrutar de una penetración profunda y una sensación totalmente distinta a otras posturas. El que esté de rodillas podrá disfrutar de las vistas de su amante tumbado y de su cuerpo desnudo, mientras que ella podrá disfrutar del placer de la penetración mientras ve como su amante lleva el ritmo.

Si este tipo de posturas sexuales de dificultad moderada son tus favoritas, te recomendamos algunas similares, como El amante tierno o El barco de vela. Y si lo que estás buscando es más bien un reto, ¿qué tal si pruebas esta postura

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.