imagen-principal-rompiendo-barreras-nw2

Déficit visual y sexualidad: rompiendo barreras

Siempre es una gran noticia que el campo de la sexualidad se abra cada vez más a todos los públicos, sin discriminaciones. Poco a poco, vamos siendo conscientes de las limitaciones con las que se encuentran algunos sectores de la población, en todos los ámbitos y frecuentemente en el plano de la sexualidad. Un ejemplo, son las personas con déficit visual.

“Occasionally Blind”

La autora sueca Nina Linde, indignada por la falta de textos en Braille sobre anatomía sexual, sexualidad y temas relacionados, publicó el primer libro de su país para personas con déficit visual con temática sexual: “Occasionally Blind”. El principal objetivo de la publicación es divulgativa, pues se pretende hacer llegar a este colectivo información a la que no siempre les resulta fácil acceder.

Por otro lado, la autora está consiguiendo hacer visible una realidad que a veces permanece oculta, recordándonos que no todos disfrutamos de las mismas comodidades y reivindicando el derecho de todos a tenerlas. “Todas las personas necesitamos estimulación erótica, sea cual sea nuestra situación” declara Nina Linde. Esperemos que su acción sirva de ejemplo y que su libro erótico sea el primero de muchos otros escritos en braille.

Todas las personas necesitamos estimulación erótica, sea cual sea nuestra situación

La educación sexual es la solución

Lo más importante en este colectivo es una educación sexual adecuada. Las personas invidentes aprenden o toman idea de las cosas a través del sentido del tacto. Sin embargo, esto puede complicarse en ciertos aspectos de la vida, y la sexualidad es uno de ellos. Se hace difícil poder tocar cosas que en general no es adecuado tocar. Por ejemplo, al explicar los órganos genitales.

Para ello, los padres pueden ser un buen referente y estos deben estar preparados para educar sexualmente a sus hijos, pero también desde los centros educativos. Como en otras situaciones vitales, a las personas invidentes hay que enseñarles para poder ser los más autónomos posibles e intentar evitar la sobreprotección.

El camino hacia la sexualidad adulta es posible

Rocío Linares, psicóloga y maestra en sexología educativa, escribe en el portal Ensenada: “Cuando hablamos acerca de la sexualidad enfocándonos en las personas que tienen capacidades diferentes o déficit en alguno de sus sentidos nos enfrentamos a algunos retos que incluyen por momento la creencia de que estas situaciones cancelan en automático la capacidad de expresión sexual de las personas de forma total o parcial, lo cual es una gran mentira”. Sus artículos contribuyen a tomar conciencia y ofrecen propuestas para ir derribando cada vez más muros en sexualidad.

A través de una educación sexual adecuada, el camino hacia la sexualidad adulta se puede desarrollar sin problemas. Cada persona irá viviendo su sexualidad de una manera individualizada, no hay reglas ni tiempos fijos para hacer o no hacer, cada uno debe descubrir cuando, cómo o con quién quiere tener sexo. Por otro lado, también es perfectamente válido si así se desea no explorar el camino de la sexualidad. Lo importante es tener las herramientas para poder decidir libremente.

Os recomendamos esta lectura para reflexionar y compartirla. Y así, entre todos, conseguir que este mundo sea un lugar más justo e igualitario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.