¿Aumenta en verano nuestro deseo sexual?

Hay quienes dicen que en verano el apetito sexual aumenta pero, ¿es verdad o sólo es un mito? Lo cierto es que hay numerosas razones para argumentar que se trata de una afirmación totalmente acertada. Así que si este verano sientes que tu excitación es aún mayor, a continuación te explicamos algunos de los motivos que podrían causarlo:

Rayos de sol. La ciencia responde a porqué en verano se dispara nuestro apetito sexual respecto a otras épocas del año. Estamos más expuestos a la luminosidad, lo que influye en nuestra producción de serotonina, que nos proporciona mayor sensación de placer y de alegría. Además, los rayos solares incrementan la vitamina D, aumenta la libido, la producción de testosterona y la liberación de estrógenos.

Sin estrés. Más allá de la biología, un aspecto que es siempre crucial en nuestra vida sexual es nuestro estado anímico. El hecho de estar en una época de menos trabajo e incluso de disfrutar de unos días de vacaciones nos proporciona la relajación y calma que tanto necesitamos. Vivimos de mejor humor con menos estrés y con más energía.

Más sudor, menos ropa. Un factor que también puede contribuir en que durante el verano se potencie el deseo sexual es que tenemos más contacto piel con piel. La cantidad de ropa se reduce y dejamos ver nuestra piel bronceada. Además, está demostrado que en algunas personas la transpiración es un punto excitante, ya que esta secreción de feromonas potencia la atracción física.

Felicidad. Todo ello, las vacaciones, el sol, el relax, consigue que estemos en una de las épocas más felices del año. Vivimos con mayor positividad y con más autoestima. Nos sentimos más sociables y tenemos más actividades de ocio. Además, según las encuestas, es en verano cuando la gente se siente más atractiva y sexy.  

Fuentes: Biut, Vix

0 793