asmr

ASMR: Cómo lograr un orgasmo cerebral

¿Cuántas veces te has metido en la lupita de Instagram y te has quedado embobada mirando vídeos de gente cortando jabón con un cúter, o aplastando slime con las manos? El placer irracional que sentimos viendo estos vídeos se conoce como ASMR. Seguro que alguna vez has oído hablar de él, pero es posible que no conozcas en profundidad el origen de este término o qué es lo que hace que nuestro cuerpo reaccione de determinada manera ante un estímulo auditivo o visual concreto. En el blog de hoy os vamos a explicar qué son los orgasmos cerebrales o ASMR y cómo conseguirlos.

¿Qué es el ASMR?

El término ASMR hace referencia a la Respuesta Sensorial Meridiana Autónoma (por sus siglas en inglés). Seguro que de primeras todo esto nos suena a chino, pero en realidad es mucho más sencillo de lo que parece. Se trata de un fenómeno biológico que nos proporciona placer cuando vemos o escuchamos algo que satisface a nuestro cerebro.

Es necesario aclarar que es una sensación que no todas las personas son capaces de percibir, pero las que lo hacen aseguran que empiezan notando un hormigueo por la zona de la nuca que se desencadena por toda la columna vertebral. ¿Os suena de algo? Exacto, es una sensación similar a cuando tenemos un orgasmo. Este es el motivo de que el ASMR también sea conocido como orgasmo cerebral.

 

Tipos de ASMR

En Youtube, el ASMR es una tendencia en auge. Si ponemos esta palabra en el buscador nos aparecerán infinitud de vídeos de toda clase que buscan satisfacer a nuestro cerebro y hacer que nos relajemos (o que nos excitemos). Algunos de los tipos de ASMR más comunes son: Tapping (dar golpecitos sobre cualquier objeto o superficie, generalmente con las uñas largas), Whispering (susurros más o menos inteligibles cerca del micrófono), Personal Attention (caricias o cuidados personales dirigidos hacia la cámara, como si te los hicieran a ti misma), Mic Scratching (rascar o acariciar un micrófono con las uñas u otro objeto, como una brocha de maquillaje), Roleplay (juegos de rol con sonidos relajantes, como si estuvieras en una peluquería, en un spa, o incluso en el dentista).

Estos son algunos de los tipos de ASMR más populares que podemos encontrar en Youtube, pero lo cierto es que la lista es mucho más extensa, y podemos encontrar sonidos y estímulos para todos los gustos. Por ejemplo: personas comiendo, aplicándose maquillaje o cremas, dibujando sobre un papel, jugando con slime, cortando jabones o simplemente haciendo diferentes soniditos con la boca mientras mueven las manos hacia la cámara.

Youtubers más populares

Lo cierto es que la popularidad que ha adquirido el ASMR en Youtube no es moco de pavo, ya que encontramos canales que llegan a acumular miles de suscriptores con vídeos que poseen millones de visualizaciones. Uno de los más populares en España es Love ASMR by Ana Muñoz: con 1,31 millones de suscriptores. Su vídeo con más visualizaciones alcanza los 10 millones y se titula Relajación Extrema para ir a la CAMA.

La mayoría de personas que consumen este tipo de contenido en Youtube aseguran que les ayuda a relajarse, a dormir o incluso a evadirse para estudiar o trabajar.

ASMR y erotismo

Para algunos, el ASMR supone relajación, y para otros, excitación. Puede que suene algo extraño, pero lo cierto es que no es tan distinto a lo que nos pasa con el sexo. ¿Verdad que cuando nos excitamos sexualmente, después nos sentimos más relajados? Con el ASMR pasa un poco igual. La fase de excitación, esa que hace que sientas un hormigueo por todo tu cuerpo o que se te ponga la piel de gallina, desencadena en un estado de relajación absoluta que nos ayuda a dormir.

“Después del orgasmo, queremos relajarnos”, así lo cuenta Claus-Christian Carbon, profesor de Psicología en la Universidad de Bamberg, Alemania.

Aunque se dice que el ASMR puede provocar la estimulación de nuestro cerebro hasta llegar a estimularnos sexualmente, lo cierto es que todavía no se han realizado suficientes estudios sobre el tema como para confirmarlo al 100%, aunque muchos aseguran haberlo logrado.

Al fin y al cabo, todo está en nuestro cerebro. Con un poco de concentración y predisposición por disfrutar, podremos conseguir alcanzar el nirvana de la estimulación cerebral gracias a los estímulos visuales y auditivos del ASMR, y , quién sabe, igual hasta somos capaces de llegar al orgasmo sexual.

1 607