Lencería

La ropa interior de alguien dice mucho sobre su personalidad, sus gustos y preferencias. La imagen que damos con ella aporta muchos datos sobre nosotros. Si bien dicen que no hay mejor ropa que la desnudez, podemos sacar partido a ciertas prendas eróticas antes de llegar a ella. Así, potenciaremos aún más el deseo sexual y la atracción. Pero recuerda que no hay nada más atractivo que sentir que lo somos y tener plena confianza y seguridad en uno mismo.
Sabías que…
Si estás indeciso a la hora de elegir la lencería para una cita, vamos a darte un detalle que te puede interesar. Según el estudio “Qué pone a los españoles”, realizado el pasado año por Durex, el color rojo es el que más despierta el apetito sexual. El dato está respaldado también por muchas otras investigaciones anteriores, por ejemplo la que llevó a cabo la Universidad de Rochester (EEUU) o la Academia Eslovaca de Ciencias. Todos ellos concluyen que el color rojo está considerado el color más sensual no sólo en nuestra cultura, sino alrededor del mundo, pues está asociado al fuego y a la pasión.
¿Qué prendas hay en Sex Toys Center?
Nuestros establecimientos se desmarcan de los sex-shop tradicionales por su filosofía y por su presencia en el entorno, como si se tratase de un supermercado. Hemos revolucionado el sector erótico para que se convierta en un espacio elegante y luminoso, amplio y agradable. Uno de los elementos imprescindibles en nuestra apuesta es el gran tamaño de nuestras tiendas, siendo superfícies XXL. Pues bien, en el interior de ellas, la sección de ropa tiene un papel protagonista. Por ello, la gama de productos que ofrecemos es la mayor del sector. En nuestras perchas puedes encontrar prendas como: tangas, bóxers, slips, bragas, brasileñas, culotes, sujetadores, medias, ligueros, corsets, chemises, conjuntos, babydolls, bodystockings, teddys, así como toda clase de vestidos y picardías de diferentes estilos.

No vendemos on-line, búscanos en nuestras tiendas

Nuestras Tiendas

Sex Toys Center se abre hueco en las ciudades como si se tratase de un supermercado convencional.